Trucos para mantener la casa fresca en verano

Mañana inauguramos el mes de Julio, y además, por nuestros lares se presenta con una ola de calor que disparará los termómetros y nos situará en muchos puntos de la península por encima de los 40 grados. Vamos a ver algunos trucos para mantener la casa fresca en verano

Bueno, es verano, hasta aquí todo normal. Lo extraño sería que tuviésemos una ola polar… Pero eso no quita que haya momentos en los que nos cueste descansar y conciliar el sueño.

El aire acondicionado es una solución, claro, pero puede ser que no puedas tenerlo, bien por economía, bien por salud, o bien por conciencia ecológica.

A continuación te ofrecemos una serie de trucos para que mantengas tu vivienda lo más fresca posible de forma natural y ecológica.

Pon plantas en tu vida

Las plantas ayudan a refrescar los lugares en los que se encuentran. Si las tienes en una terraza o en un balcón, puedes aprovechar su sombra para proteger tu vivienda de los rayos solares, y si las tienes en el interior, ayudarán a bajar la temperatura de la estancia en la que estén. Además, puedes pulverizar sus hojas y regarlas con regularidad, la evaporación del agua ayudará a crear un ambiente más fresco.

Baja persianas, cierra ventanas y coloca toldos

Hay que proteger la vivienda de los rayos solares y del aire caliente de la calle, para ello, baja persianas y cierra ventanas, y si puedes, coloca toldos que generen sombra sobre las ventanas, terrazas y demás entradas vulnerables de calor. Puede servir una vela, por ejemplo en la terraza que proporcione sombra sobre parte de la fachada de la casa y el ventanal de salida.

Trucos para mantener la casa fresca en verano

Por la noche hay que realizar la operación contraria, abre persianas y ventanas para ventilar la vivienda y refrescarla el máximo posible. Eso sí, ten la precaución de protegerte contra los mosquitos que este año vienen picando fuerte.

Puedes encontrar toldos baratos, aquí

Textiles de algodón

Utiliza textiles de algodón, tanto vistiendo como en la ropa de hogar, y si puede ser orgánico, mejor.

El algodón es uno de los materiales que más transpiración ofrece, además de evitar al máximo las rozaduras, por lo que es el más fresco y cómodo para el verano.

Trucos para mantener la casa fresca en verano

Piensa que cualquier otro tejido que no sea de origen natural 100%, llevará derivados del petróleo, es decir, ni más ni menos que plástico, de hecho el poliéster es eso mismo, plástico hecho hilo… ¿Y quién quiere dormir en una bolsa de plástico en plena canícula?

No te pierdas nuestro artículo sobre vestidos frescos para el verano

Ventiladores de techo

Está demostrado que uno de los métodos más eficaces, sanos y económicos para refrescar en verano, sobre todo por la noche en las habitaciones, son los ventiladores de techo. Puede controlarse la velocidad, de forma que creen una brisa cómoda adaptada a todos los gustos.

Trucos para mantener la casa fresca en verano

Refrescan sin causar el daño que pueda hacer el aire acondicionado, y por supuesto, aunque funcionen con corriente eléctrica, su consumo es mucho más moderado que el de un aparato de aire acondicionado.

Encuentra ventiladores de techo económicos, aquí

Existen modelos para todos los gustos y para todos los bolsillos, y con iluminación para toda la estancia. Esta, sin duda es una pequeña inversión que puede aliviarte muchas noches tórridas de verano.

Evita fuentes innecesarias de calor

Parece de sentido común, pero a veces es posible que no nos demos ni cuenta de que estamos cerca de una gran fuente de calor. Por ejemplo, las bombillas incandescentes o los famosos alógenos de primera generación que tanto estuvieron de moda.

Existen muchos hogares en los que se siguen utilizando, y son capaces de aumentar en varios grados una estancia. La solución es cambiarlos por bombillas LED, que son muy eficientes en consumo, y además, no emiten calor, por lo que tendrás dos ventajas añadidas, lo notarás en el bolsillo y en la temperatura.

Trucos para mantener la casa fresca en verano

Otras fuentes de calor son los electrodomésticos. Todos, en mayor o menor medida emiten calor, y ya, si nos ocupamos de lavavajillas, ordenadores, placas de cocina, hornos… En fin… Lo  más aconsejable es utilizarlos lo menos posible, sino quieres acabar como el pavo que puedas estar asando en el horno.

Elige comidas ligeras y frescas

Aunque sabemos que están muy ricos, intenta evitar guisos pesados en verano. Tienen dos inconvenientes, el primero es que, remitiéndonos al punto anterior, necesitarás un tiempo considerable de cocción, por lo cual, tendrás un punto de calor de forma prolongada calentando tu hogar.

Trucos para mantener la casa fresca en verano

El segundo es que tu temperatura corporal y cansancio van a aumentar, ya que necesitarás energía para realizar la digestión de tan rica vianda… Pero casi mejor dejarlas para el frío invierno.

En verano, pásate a las ensaladas de todo tipo, a los purés frescos de legumbres, al cuscús fresquito, a los gazpachos, los salmorejos, el pescado (que necesite poca cocción), o carnes a la plancha poco grasas. Lo agradecerá tu cuerpo en todos los sentidos. 

Esperamos que todos estos trucos para mantener la casa fresca en verano os sirvan y lo podáis llevar todo lo mejor posible.

Y no te pierdas este artículo sobre mesas para terrazas de verano o una fantástica receta veraniega, la ensalada de cuscús

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here