TOC – Trastorno Obsesivo Compulsivo

Qué es TOC

Cuando hablamos de TOC, no nos referimos a pequeñas manías, como colocar los vasos hacia arriba o hacia abajo… O a dormir con una pierna destapada y la otra tapada… Todos tenemos pequeñas manías que nos hacen peculiares, pero normalmente no nos modifican la vida diaria, ni influyen en nuestras relaciones con el resto de las personas que nos rodean.

Cuando hablamos de TOC nos referimos a un trastorno psiquiátrico muy serio. Tener un TOC puede dificultar enormemente la vida diaria de las personas que lo padecen, llegando incluso a aislarse de los demás y caer en profundas depresiones.

toc

Es una de las cinco enfermedades psiquiátricas más frecuentes y la OMS (Organización Mundial de la Salud), la considera una de las 20 enfermedades más discapacitantes.

Suele empezar a manifestarse durante la infancia y la adolescencia, evolucionando de forma progresiva hasta detectar que es un verdadero problema.

Aunque también puede producirse de forma espontánea debido a un hecho que haya generado un gran estrés sobre el sujeto. Existen épocas de ligera mejoría, aunque la curación completa apenas se consigue en un 20% de los casos.

«Se considera realmente un TOC cuando esta costumbre domina al sujeto»

Pero, ¿de qué hablamos exactamente cuando hablamos de TOC? El TOC es un tipo de trastorno de ansiedad, el cual cursa con pensamientos repetitivos, obsesivos y angustiantes.

Normalmente, el sujeto debe repetir una serie de acciones de forma compulsiva, como lavarse las manos, comprobar centenares de veces si ha cerrado correctamente la puerta de casa o la llave del gas, realizar una serie de rituales o rutinas antes de desarrollar alguna actividad concreta, realizar escrupulosas limpiezas de la casa una y otra vez… Y un largo etcétera.

trastorno obsesivo compulsivo

Se considera realmente un TOC cuando esta costumbre domina al sujeto, dejando de lado el resto de cosas que debería hacer, llegando incluso a aislarse de su entorno.

Porqué se desarrolla un TOC

Lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta porqué hace acto de aparición, así que se han analizado una serie de factores, los cuales, en su conjunto, podrían explicar este trastorno.

Se cree que existe un componente genético que puede predisponer a las personas a sufrir este tipo de trastorno, pero no se conoce el genoma por el que se trasmite. La falta de serotonina también parece ser una de las causantes de que se desarrolle el TOC.

Parece ser que también existen factores como el de haber recibido una educación demasiado rígida que empujen a ciertos individuos, ya predispuestos de alguna forma, a desarrollar esta enfermedad.

«Un período de mucho estrés, puede desencadenarlo»

Y además, están los procesos traumáticos imprevistos, acompañados de un periodo de mucho estrés que pueden desencadenarlo, como la muerte de un familiar, la pérdida de un trabajo, un divorcio… En definitiva, acontecimientos que no dominamos en la vida y que, acompañados seguramente de una predisposición genética, pueden hacer que el individuo desarrolle algún tipo de comportamiento compulsivo.

Cómo se desarrolla

Los comportamientos obsesivos pueden desarrollarse de diversas formas, las más comunes serían las siguientes:

  • Continuas dudas sobre sus propios actos, que les fuerzan a comprobar lo que hacen de forma reiterada, como por ejemplo cerrar bien la puerta de casa, la llave del gas, los grifos, y un largo etcétera.
  • Ideas obsesivas que se manifiestan con la extrema limpieza, el orden escrupuloso, colocar cosas de una determinada manera, caminar sorteando las rayas de la acera, no poder pisar un determinado número de baldosines… Las posibilidades en este aspecto son infinitas.
Toc por estrés
  • Fobias, que vienen desembocadas de temores como desarrollar enfermedades por contaminarse con gérmenes al tocar a personas o cosas, llegando incluso a vivir continuamente con guantes quirúrgicos. Se desarrolla hipocondría con un temor que puede llegar incluso a la imposibilidad de salir de casa y llegando incluso a padecer trastornos y dolores que sólo existen en la mente del sujeto.
  • Reacciones impulsivas, y en ocasiones totalmente descontroladas que pueden llegar a causar temor en las personas de su alrededor. Se tiene miedo a perder el control y a realizar actos de los cuales luego puedan tener consecuencias fatales. En otras ocasiones, en los que no se tengan comportamientos que puedan contener agresividad, existen individuos que mienten de forma reiterada y sin poder evitarlo. Actúan de forma totalmente irracional y sin medir las consecuencias de sus actos, pudiendo llegar a vivir en un mundo paralelo y produciendo mucho daño a las personas que les quieren.

«Las personas que sufren TOC tienen un continuo miedo a perder el control»

Como ya hemos dicho, los síntomas de este trastorno están perfectamente documentados y existe una guía médica para diagnosticarlo. No hablamos de pequeñas manías, sino de algo que imposibilita la vida normal de la persona que lo padece.

Las personas que sufren TOC tienen un continuo miedo a perder el control o a enfrentarse a circunstancias desesperadas, lo que las lleva a la necesidad de tenerlo todo bajo control, incluso sus propios pensamientos, que consideran inamovibles y tienen que seguir siempre un esquema determinado.

¿No has visto la película «Toc Toc»? Te la recomendamos para que entiendas un poco como condiciona la vida de las personas que lo sufren, puedes ver el trailer aquí

Consideran que están constantemente expuestos a posibles catástrofes o desgracias, y que tener ciertas cosas bajo control los alejará de esos “supuestos” males, que padecerán sino realizan ciertos rituales repetitivos. Se atribuyen a ellos mismos una responsabilidad excesiva sobre todo lo que pueda acontecer a su alrededor, cargando con pensamientos derrotistas que dominan a través de actos compulsivos.

Tratamiento

La medicina tradicional combina el tratamiento farmacológico, a base de antidepresivos recaptadores de serotonina y la terapia, como el tratamiento cognitivo conductual, que ha demostrado tener más éxito incluso que el tratamiento farmacológico por él sólo, teniendo un menor índice de recaídas que cuando se abandona la medicación.

«no se trata de un trastorno fácil de tratar,,,»

El mayor problema del tratamiento cognitivo conductual es que expone al paciente a sus miedos y obsesiones, haciendo que pueda pasarlo mal en muchas ocasiones, y esto le haga abandonar la terapia, por lo que, en este caso, no sería exitosa.

No se trata de un trastorno fácil de tratar, se ha medido que se consigue una recuperación exitosa en un 20% de los casos, pero los pacientes están expuestos a seguir con pequeñas recaídas o con manías que no acaban de desaparecer.

Los pacientes suelen tener épocas en las que el trastorno es más acuciado que en otro, dependiendo, como ya hemos nombrado, de épocas de estrés o de hechos acontecidos propios y naturales de la vida que les puedan resultar angustiantes.

Te ha gustado este artículo, descubre muchos más en Psicología y salud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here