Sobrevivir cuando todos estamos en casa

El secreto es que cada uno siga teniendo su parcela

El confinamiento al que todos hemos estado sometidos últimamente ha sido duro para muchas familias. Estar 24 horas al día confinado, sin poder salir y con la intimidad justa no suele ser un buen caldo de cultivo para que reine la concordia, sobrevivir cuando todos estamos en casa, se antoja complicado.

Por las noticias que nos llegan, el aislamiento social es algo que ha venido para quedarse, de momento. Y los contagios han empezado a crecer a medida que vemos saliendo más a la calle, por lo que no se descarta que nos obliguen a dar un paso atrás y nos vuelvan a confinar.

Peleas y estrés

Una de las mayores fuentes de conflicto ha sido el reparto de tareas domésticas. Los chavales han tenido que estudiar de forma remota, con horarios incómodos, clases online y entrega de tareas a todas horas. Eso sin contar el aislamiento y la falta de contacto con compañeros y amigos. Se han tenido que adaptar a una nueva situación que muchos no han acabado de entender.

Los padres hemos tenido que seguir trabajando, muchos fuera de casa arriesgándose continuamente al contagio y muchos a través del teletrabajo, partiendo horarios de ordenador con los hijos e intentando que en la casa reinara un poco de silencio para poder concentrarse. Cosa que no siempre ha sido posible.

Sobrevivir cuando todos estamos en casa

Añadamos además, la incerteza económica, la situación de ERTEs y paro, y la escasez de recursos.

Todos estos factores han llevado a las familias a un nivel de estrés que antes, seguramente, ni conocían. Lo que en muchas ocasiones desemboca de discusiones y peleas y hace realmente difícil sobrevivir cuando todos estamos en casa.

En los hogares con niños pequeños, estrés por entretenerlos, y en hogares con chavales adolescentes, peleas porque mantengan unos horarios sanos, que hagan un uso responsable de las tecnologías y que intenten mantener su habitación en condiciones habitables.

¿Y cómo no hablar de las parejas? Reparto equitativo de tareas, preocupación por el futuro, escasez económica, y niveles de estrés que minan la moral del más frío de los mortales.

Cómo intentar una convivencia en paz

Seguramente no os habrá sorprendido nada de lo que he dicho, y que esas discusiones ya existían antes de estar todos confinaditos en casa… Pero seguramente durante estos días interminables en los que ya ni Netflix nos quitaba el aburrimiento y la ansiedad, todo esto se ha incrementado.

Y el secreto, está en la intimidad. ¿Cuesta de creer? No tanto, dale unas cuantas vueltas… Aunque la casa esté llena, seguro que un ratito para ti puedes sacar. Leer un libro que te sumerja en sus páginas, darte un baño o una ducha con un gel que te encante, o sencillamente encerrarte un rato con tus propios pensamientos en tu dormitorio.

https://www.elmundo.es/vida-sana/familia-y-co/2020/03/17/5e6f9a13fc6c83ed048b45d4.html

Piensa que todos los miembros de tu familia necesitan esos ratos de soledad y de intimidad, de reflexión, para intentar digerir todo lo que nos está pasando y sentirnos nosotros mismos, aunque sea por un breve espacio de tiempo.

Interesante artículo de El Mundo sobre este tema

Debes respetar esos silencios, esa soledad… Incluso los niños necesitan tiempo para aburrirse, para estar solos ensimismados mirando su cochecito o su muñeco favorito, sin tener cerca un progenitor helicóptero que se empeñe en llenar todo su tiempo con manualidades. Déjale que se aburra. Es bueno para su salud mental, y para la tuya. Permítete no ser perfecto, permítete llorar, sentir rabia, sentir incerteza… Somos humanos, y como tales debemos comportarnos, por más que las cadenas de televisión se empeñen en dos cosas, primero acojonarnos con cifras y vaticinios catastróficos, y luego entretenernos con chonis recauchutadas que se arrancan las extensiones por el cachitas de turno. Espero que con estos consejos te sea más sencillo sobrevivir cuando todos estamos en casa.


Si deseas leer más artículos interesantes, no te pierdas nuestra sección relaciones y familia

1 Comentario

  1. Hej!

    Un interesante artículo, muy actual hoy en día. Nosotros en Suecia, desde siempre, cada uno ha tenido su parcela de privacidad (de hecho se les inculca a los niños desde chicos) y cada uno respeta el espacio del otro, teniendo siempre claro que tiene que haber tiempo para el trabajo, tiempo para uno de forma personal, tiempo para tu pareja, tiempo para los niños y la familia y tiempo para los amigos. Tal vez lo complicado es organizarse, pero teniéndolo claro, funciona muy bien. Por ejemplo, hace unas semanas, reorganicé «mis tiempos» para estar todo un día en Kalmar con y para los niños [ https://SveayPablo.es/que-hacer-en-kalmar-con-los-ninos/ ].

    Un saludo

    Pablo [ https://SveayPablo.es/ ]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here