Cómo hacer jabón de glicerina en casa

Este jabón es uno de los mejores productos que puedes utilizar para tu piel, y eso ya lo sabían nuestras abuelas, que inteligentemente nunca faltaba en su tocador. En este artículo vamos a enseñarte cómo hacer jabón de glicerina en casa, para que puedas aprovecharte tú también de todos sus beneficios.

Los jabones industriales puedes producir molestias e incluso reacciones alérgicas. Cada vez más existen personas con afecciones en la piel debido a la intolerancia a ciertos productos químicos; sin embargo, el jabón de glicerina casero no produce reacciones alérgicas y está recomendado para todo tipo de pieles, personas y edades.

Cómo hacer jabón de glicerina en casa

Sus propiedades hacen que sea un elemento único que resulta incluso medicinal para la piel, y si además lo elaboras en casa controlarás todos los componentes que añadas por lo que puedes personalizarlo como más te guste o se adapte a tus necesidades.

Resulta un magnífico remedio para afecciones de la piel como el acné o puntos negros, tanto en pieles grasas como secas.

El glicerol, o glicerina como comúnmente la conocemos, es un tipo de alcohol que se utiliza frecuentemente en la industria cosmética, ya que suaviza, nutre, cura, revitaliza y exfolia nuestra piel.

Cómo hacer jabón de glicerina en casa

Puedes comprar la glicerina para tus jabones, por tan solo 12,95 euros, aquí

Si lo utilizas frecuentemente obtendrás todos estos beneficios:

  • Antienvejecimiento: Gracias a sus propiedades, la piel se mantiene sana e hidratada, por lo que ayuda a atenuar y prevenir manchas y arruguitas en nuestra piel.
  • Antiacné: La glicerina tiene propiedades nutritivas y humectantes, por lo que consigue que la piel se mantenga húmeda y renovada. Además, desinfecta en profundidad los poros, por lo que conseguirás efecto limpieza, cicatrizante e hidratante en un solo producto.
  • Antibacteriano: Con su uso regular notarás que el aspecto general de la piel mejora, a la vez que se ve limpia y tersa. Es el perfecto aliado contra los puntos negros y granos indeseados. Si forma parte de tu rutina diaria, puedes ir despidiéndote de espinillas y granos. Puedes utilizarlo en cualquier parte de tu cuerpo, pero te recomendamos que incidas en zonas propensas a sufrir estas afecciones, como la cara, espalda y escote.
  • Hidratante: El jabón de glicerina, por sus propiedades humectantes, que ya te hemos descrito, facilitará que tu piel se mantenga hidratada por lo que resulta muy recomendable su utilización en pieles secas y atópicas.

Cómo hacer jabón de glicerina en casa en 5 pasos

Cómo hacer jabón de glicerina en casa

Necesitarás:

  • Glicerina para hacer jabón. Puedes adquirirla en bloque o de forma líquida.
  • Agua destilada (En el caso de que la glicerina que hayas adquirido sea líquida).
  • Utensilio de madera para remover la mezcla.
  • Recipiente donde realizar la mezcla.
  • Molde para verter el jabón derretido y darle la forma deseada.
  • Si lo deseas, algún aceite esencial, hierba natural o colorante adecuado, para proporcionar aroma y color,  y adaptar las propiedades del jabón. Por ejemplo, si añades aceite esencial de lavanda, además de aprovecharte de todas las propiedades del jabón, tendrás un efecto relajante y aromático único.

Como puedes ver, son elementos económicos y que te cundirán mucho.

Cómo se hace:

1. Si has adquirido la glicerina de forma sólida tienes que derretirla. Córtala en varios trozos para facilitar que se funda en menos tiempo. Se recomienda hacerlo al baño maría para que el producto se vaya derritiendo poco a poco sin que forme burbujas.

También puedes optar por utilizar el microondas, pero deberás prestar mucha atención para que no exceda los 60 grados centígrados. Si por el contrario, la glicerina que has adquirido es líquida, coloca agua destilada a calentar y añade la glicerina en la proporción que indique el fabricante (debe ir especificado en el envase). Es importante que añadas la glicerina líquida sin que el agua llegue a hervir.

Cómo hacer jabón de glicerina en casa

2. Remueve constantemente y despacio, en ambos casos, con el utensilio de madera realizando círculos.

3. Este es el momento de añadir aceites, aromas o colorantes.

4. Volcar la mezcla en el molde elegido y esperar a que se enfríe.

5. Ahora ya puedes desmoldarlo y utilizarlo.

Este tipo de jabones, además de ser un excelente producto de belleza para utilizar en casa, resultan un regalo ideal que puedes personalizar a tu gusto para todo tipo de eventos, por ejemplo una boda, una comunión…, así que nada, ahora ya sabes cómo hacer jabón de glicerina en casa, ya no hay excusa.

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas nuestro artículo sobre el acné, aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here