El golpe de calor en los perros

Uno de los peligros a los que se enfrentan nuestros adorados compañeros durante el verano son los temidos golpes de calor. El golpe de calor en los perros puede ser muy peligroso y costarles la vida, de forma que vamos a ver cómo podemos evitarlo, y en caso de que pase, saber cómo actuar para minimizar los daños que pueda sufrir nuestra mascota.

golpe de calor en los perros

Más vale prevenir

Lo mejor es evitar que el golpe de calor suceda. Para esto tenemos que seguir unas pautas que corresponden con el sentido común, pero no está de más saber algunos trucos para refrescar al perro y que lleve el calor lo mejor posible.

1.      Evita la actividad física en las horas de más calor. Lo ideal es pasear o  realizar actividad física con nuestro compañero a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, por razones evidentes, es donde menos calor y menos sol vamos a tener castigándonos a nosotros y a nuestro amigo.

«Suministra agua limpia, fresca y abundante a tu mascota»

Sin embargo, por razones de horario laboral o circunstancias personales, no siempre podemos escoger las horas en las que podemos salir, o incluso nuestro can puede necesitar salir a mediodía a realizar sus necesidades.

En el caso de que tengas que salir en las horas centrales del día protegeos del sol y del calor. Suministra agua limpia, fresca y abundante a tu mascota antes de salir con tal de hidratarlo, y procura que no haya comido por lo menos durante las dos horas anteriores para evitar cualquier problema en su aparato digestivo.

golpe de calor en los perros

Busca la sombra y lugares donde haya vegetación o árboles para protegeros de la canícula, y procura que el paseo sea breve. No fuerces al animal, sencillamente necesidades y para casa. En las horas centrales de los días de verano no es buena idea realizar actividad física intensa, aunque nuestro perrete tenga muchas ganas de jugar, por su bien y por el tuyo es mejor dejarlo para horas en los que no apriete el calor.

2.      Nunca dejes a tu compañero en el coche sólo en verano. Esto parece obvio, pero en ocasiones, puede pasar que lo dejemos a la sombrita y todavía corra el aire y que cuando regresemos al coche le esté dando el sol de pleno. Las temperaturas dentro de un coche al sol pueden alcanzar más de 50 grados. Explotan incluso los mecheros dentro, doy fe de ello… Así que imagina cómo lo puede llegar a pasar ese ser que tanto amor te da.

«Tanto dentro de casa, como si sales de paseo o marchas de viaje, debes llevar agua fresca para que el animalito pueda hidratarse»

Si no puedes llevártelo contigo donde tengas que ir, déjalo en casa o al cuidado de alguien de confianza, no permitas que se cueza en un coche. En el caso de ver a un perro que lo esté pasando mal dentro de un vehículo se debe avisar al 091 para que realicen las diligencias necesarias para el bienestar del animal, y si procede, se tomen acciones legales contra el dueño.

golpe de calor en los perros

3.      Agua fresca y abundante siempre a su disposición. Siempre deben tener agua a su disposición, tanto en invierno como en verano, pero en verano especialmente. Tanto dentro de casa, como si sales de paseo o marchas de viaje, debes llevar agua fresca para que el animalito pueda hidratarse.

4.      Refresca el ambiente. Ventila bien la casa en las horas en las que no apriete tanto el calor e intenta que tu perro pueda tener un rinconcito fresco en el que pueda refugiarse si tiene mucho calor. Por ejemplo una toalla húmeda sobre el suelo a la que pueda ir a recostarse en caso de que lo necesite.

5.      Déjale jugar con el agua. Si tienes la suerte de contar con un jardín o terraza, déjale que juegue con los aspersores o con la manguera. Lo pasan realmente bien y les ayuda a refrescarse.

golpe de calor en los perros

6.      Cuidado también con los resfriados. Los perros son muy inteligentes, y si tienen calor buscarán el lugar más fresquito, bien debajo del chorro de aire acondicionado o delante del ventilador. Y tal y como nos ocurre a nosotros, pueden resfriarse con los cambios de temperatura o las corrientes frías de aire. En caso de que empiece a toser o notes que tiene un poco de decaimiento, acude a tu veterinario, con un sencillo tratamiento aliviarás las posibles molestias que tu compañero pueda tener.

Síntomas del golpe de calor en perros

Y si a pesar de todas las precauciones que hayamos podido tomar sucede el temido golpe de calor, debemos identificar las señales para poder actuar lo antes posible y poder salvar la vida de nuestro amigo.

Los cachorros, los perros enfermos y los ancianos son los más vulnerables para sufrirlos, así como los perros de pelo corto. Aunque esto pueda parecer una contradicción no lo es. El pelo abundante los aísla, tanto del frío como del calor. Ten en cuenta, además, que ellos no tienen el mismo sistema de regulación térmica que los humanos.

«Lo primero que te va a llamar la atención es un jadeo excesivo«

Nosotros traspiramos por todo nuestro cuerpo, sin embargo ellos sólo lo hacen con la lengua mediante el jadeo, por la cara y por las almohadillas de sus patitas. Si no pueden hacerlo bien, por ejemplo porque estén caminando sobre superficies calientes, aunque en ese momento dé la sombra, puede causarles serios problemas de salud.

golpe de calor en los perros

Los síntomas a los que debes prestar atención:

o   Lo primero que te va a llamar la atención es un jadeo excesivo. Cada uno conoce bien a su amigo, por ello, si notas que la forma de jadear es exagerada y acelerada, algo malo puede estar pasando.

o   Observa su lengua, si la tiene decolorada, pegajosa o más oscura de lo habitual, puedes estar ante otro síntomas de golpe de calor.

o   Desórdenes en el aparato digestivo como diarrea y vómitos.

o   El perro puede empezar a tener síntomas de desorientación, tambaleo o pérdida de conciencia.

o   Taquicardias. A la aceleración del jadeo puede sucedérsele fuertes taquicardias que incluso puedes notar por la agitación de su pecho.

o   Temperatura corporal superior a los 42 grados centígrados. Notarás su hocico seco y muy caliente, señal inequívoca de que el animalito tiene fiebre.

Primero auxilios y atención veterinaria

Si notas dos o más síntomas de los anteriormente descritos y se dan circunstancias de haber estado expuesto a calor excesivo, tu perro puede estar sufriendo un golpe de calor. Ante ello, lo más urgente es intentar bajar su temperatura corporal, para ello, traslada a tu perro inmediatamente a un sitio fresco, con sombra y con corriente de aire.

Si es necesario abanícalo y ponle un paño mojado en la cabeza. Es de vital importancia bajar de forma progresiva la temperatura de su cuerpo antes de que sus órganos internos puedan sufrir daños irreversibles.

A continuación llena la bañera o un barreño con agua fresca. No añadas hielo ni bajes demasiado la temperatura del agua, ya que si el contraste de temperatura entre su cuerpo y el agua es demasiado grande puede sufrir un colapso.

Introdúcelo en el agua durante unos pocos minutos y a continuación llévalo inmediatamente para que reciba atención veterinaria. El facultativo será el que acabará de tratar al perro y evaluará si ha podido sufrir daños. Puede que incluso necesite hospitalización e hidratación por vía intravenosa.

Intentar bajar la temperatura de nuestro perro son los primeros auxilios que debemos aplicar para salvar su vida, pero recuerda que es importantísimo que lo vea inmediatamente un veterinario.

Y no te pierdas los artículos de nuestra sección belleza y salud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here